viernes, 19 de agosto de 2011

cap 9: Él

Sophie abrió los ojos poco a poco, no pudo evitar bostezar y estirar los brazos. Los recuerdos de la noche anterior se abrieron paso en su mente y se asustó ¿ qué le habían hecho? lo ultimo que recordaba era que se había  desmayado y que Sebastían la había sostenido.
"maldición" pensó "estúpida ¿ por qué te tomáste esa cosa?"
Estaba acostada en el sofá y no se veía nadie por allí.No estaba amarrada así que se paró y dio dos pasos antes de darse en la nariz con una pared invisible.
Sophie empezó a palpar toda la zona alrededor del sofá, no podía dar más de dos pasos en cualquier dirección, trató de romperla con el hombro pero solo consiguió lastimarse. ¿ qué era aquello? solo había una explicación : magia.
Sebastían y Helen debían ser brujos y lo malo de los brujos es que les encantaba experimentar con hechizos y pociones...en otras personas.
Ella no iba a dejar que experimentaran con ella. Empezó a golpear la pared otra vez, sabía que no funcionaría pero era un buen desahogo.
Helen apareció de  repente.
- ustedes son unos unos...- Sophie hablaba colérica- brujos ¿no es cierto?
- cual fue la pista?- respondió Helen con cruel sarcasmo- la poción o la pared invisible? realmente eres una chica estúpida, ni siquiera Sebastían se creía que hubieras confiado tan rápido en él, que inocente.- rió malvadamente por lo bajo.
- estas loca.-  Sophie retrocedió
- no, no lo creo.
Sebastían pareció brotar de las sombras mientras se colocaba junto a su hermana, se veía más joven e indefenso, como si le tuviera miedo.
- buenos días Sophie- dijo
- cállate hipócrita- le respondió ella- ¿ cuándo me sacaste del río no pudiste mencionar que era para aprisionarme? así hubiera podido darte una patada y evitar acompañarte.
Él agachó la cabeza.
- quédate calladita   si no quieres que te amarre la lengua con un hechizo... o te la corte no creo que la necesites - amenazó Helen-  Sebastían vigilala, saldré un momento.
Se dio la vuelta y salió de la casa, abriendo y cerrando la puerta con brusquedad.
Sophie volvió a sentarse y Sebastían caminó hacia ella. Sophie pensó que se detendría frente a la pared pero el solo suspiró, cerró los ojos un momento y la atravesó sin problemás para sentarse junto a ella.
Sophie se alejó un poco pero él volvió a seguirla.
- para qué me quieren????? ¿ qué les he hecho?
- te necesitamos hay nuevas pociones... te vimos anteayer cerca del río Ewain pero no estabas sola, además ese monstruo rondaba cerca. Helen me dijo que si te volvía a ver y tenia la oportunidad te trajera. Hace años que nadie se acerca por aquí, lo siento.
- si lo sientes ¿ por qué lo haces?
-Helen me obliga.
- ¿ y por qúe haces todo lo que ella te dice?- Sophie no lograba entenderlo, no tenia hermanos pero no pensaba que esa fuera una buena relación fraternal.
- ella es especial ¿ has notado que casí no nos parecemos?- Sophie no dijo nada, ella los encontraba idénticos. Su única diferencia seria quizás un tono de piel  diferente. - es por que somos de mismo padre pero diferente madres. No sabemos nada de ellas y nuestro padre nos abandonó de niños, ella es la mayor y tiene ammmm poderes especiales, más que cualquier brujo o bruja joven que haya visto pero debe aprender a controlarlos, ella me ha salvado la vida muchas veces, la obedezco porque se lo debo.
Sophie lo miró a los ojos y descubrió algo que ya había notado pero no había sabido identificar : inocencia, una inocencia casí infantil, prácticamente había sido criado por Helen que seria unos seis años mayor que ella. Le dio lastima.
- déjame ir, por favor.
- no puedo.
Sophie sacudió la cabeza, su cabello calló sobre su cara " no voy a llorar" , se apartó mechón a machón, iba a apartarse el ultimo pero Sebastían lo hizo por ella depositandolo detrás de su oreja como una pequeña caricia.Sophie se movió un poco, bastante incómoda, Sebastían la seguía mirando de forma extraña.
- porqué sigues mirándome así?me pone incómoda y me asusta.
- sabías que nunca he mantenido una conversación con una chica que no fuera Helen? de hecho, llevo años sin hablar con alguien más que no sea mi hermana y ahora a ti por supuesto.
- wow- dijo Sophie.
-si lo se- hizo una pausa- ¿ qué hacías en el bosque?
- tengo una búsqueda, sin más comentarios.
- esta bien.
- quisiera poder dormir y no pensar en lo que tu adorable hermana me hará- suspiró Sophie.
- puedo dormirte- ofreció Sebastían.
- no gracias no más chocolate, no me gustó mucha la sensación.
- sin chocolate, es una hechizo simple, pero tienes que relajarte- Sophie lo pensó, era tan fácil confiar en Sebatían. Asíntió.Él sonrió con pena-  por cierto fue divertido atraparte ayer.
- estoy sentada ¿ quieres que me levante? no tengo nada que perder.
- no, olvidalo-  Sebastían empezó a murmurar en un idioma extraño. Sophie sintió los parpados pesados y una extraña sensación de paz antes de darse cuanta estaba dormida.


Sophie volvió a despertar cuando el cielo estaba casí completamente oscuro. No abrió los ojos pero afinó los oídos ya que Helen y Sebastían discutían acaloradamente( pero en voz baja) frente a ella.
- pues no entiendo por que debemos ayudarle!!!!!!!!- decía Sebastían.
- si le ayudamos el me ayudará con mis poderes y eso nos facilitará todo, ya no seremos marginados, además él no quiere nada malo.
- oh no claro que no- opuso Sebastían con sarcasmo, se escuchaba raro en él.
- Él es un brujo muy poderoso, no lo quiero como enemigo, ahora cállate y pasame la caja, quiero revisarla.
Sophie se atrevió a abrir un poco más los ojos, Sebastían agarró una caja que reposaba en la repisa de la chimenea, casí se le cayó.
- ten cuidado idiota- dijo Helen- esa caja es nuestro futuro. Él nos mataría si le pasa algo.
Sebastían se la entregó y ella la abrió para revisar las cosas que contenía.
- ¿ entonces para qué quieres a Sophie?- Sebastían la señaló y ella cerró los ojos con fuerza.
- quiero probar la poción con ella, si no funciona tratamos hasta que funcione o la matamos- dijo Helen- y si funciona a la primera será un triunfo, y la matamos también, no podemos arriesgarnos.
Sophie hizo un movimiento impulsado por la sorpresa, trato de hacerse la dormida pero demásíado tarde.
- vaya vaya con que espiando- supongo que tendré que matarte ahora mismo- Helen avanzó amenazadoramente.
- Helen....- empezó Sebastían.
- ni siquiera entendí lo que decían- se defendió Sophie. No podía evitar preguntarse ¿quién  sería ÉL?
- mentirosa!- gritó Helen y dio tres zancadas hacia Sophie quedando justo enfrente de la pared mágica.
En ese momento tocaron la puerta, la serenidad volvió a Helen.
- ya veré que hacer contigo. Abre Sebastían.
El fua a abrir... y del otro lado del umbral apareció Joshua. Se  veía algo extrañado, quizás por encontrarse una cabaña en medio de la nada.
- buenas noches- dijo mirando a Sebastían - yo ... bueno... ¿ han visto una chica? pelo rubio rojiso, ojos verdes, como de esta estatura
- Joshua!!!!- gritó Sophie desde donde estaba y después se tapo la boca, que Joshua la conociera era un riesgo para él.
- Sophie?????- no parecía creer verla allí.
Sebastían se apartó un poco.
- oh se conocen, bastante bien al parecer- Helen habló con tono divertido, malvadamente divertido- bueno le daré al joven un regalito.
Joshua la miró, retándola.
 Helen empezó a murmurar rapidísimo, sus manos empezaron a brillar con un resplandor azul " tiene poderes especiales" había dicho Sebastían.
- Joshua cuidado!!!!!- gritó Sophie pero ya era tarde, de las manos de Helen salieron varios rayos azul eléctrico que se dirigieron directamente al pecho de Joshua, lanzándolo por los aires.......

1 comentario: