martes, 4 de octubre de 2011

cap 15: "El brujo"

Entró a la cueva con valor y decisión, pero a cada paso que resonaba en la roca se sentía más atrapada, casi comprimida en la oscuridad total, una oscuridad muy diferente a la de la noche, sin estrellas ni luna, la rodaba y la hacía vacilar.
No solo la oscuridad era causante de su miedo: el hambre, la sed y sobre todo sus heridas le causaban malestar, su brazo seguía sangrando y se había golpeado al caer con el monstruo sobre ella. No sabía cómo se encontraba Joshua pero supuso que en un estado parecido.
Aunque en la cueva había espacio suficiente, Sophie  caminaba pegada a la fría pared de piedra, le daba más seguridad.
-¿Joshua?- murmuró, pero la cueva alzó su voz diez veces más, provocando otros ruidos no muy alentadores ¿murciélagos?
-No hables tan alto- contestó él ¿cómo diablos bajaba tanto la voz?- ¿qué sucede?
-nada- Sophie decidió que calmarse conversando no funcionaria.
Caminaron un largo rato sin llegar a ningún lugar, el túnel seguía y seguía, ahora no veían absolutamente nada, si ponían su mano delante de sus ojos no la habrían visto. Sophie tragó saliva, o que resonó en el túnel casi tan alto como sus “sigilosos” pasos.
-Me estoy aburriendo ¿y si nos equivocamos y no hay nada aquí?
-Sigamos un poco más-  Murmuró Sophie con decaída esperanza- de todos modos no estamos perdidos, solo damos la vuelta y regresamos.
Esto era algo que había llamado la atención de ambos, el camino era demasiado fácil y recto, Joshua estaba alerta pero no quería que ella lo notara.
-¿Cómo es que viste aquella piedra?
-vi su brillo.
- Debemos de estar atentos, es posible que haya otra por aquí.
- Joshua algo no me gusta- Sophie no pudo callar sus pensamientos- todo es demasiado fá…
- la última vez que dijiste eso casi nos matan, no lo repitas por favor- la interrumpió Joshua.
Ella quería contestar pero sintió que algo pasaba sobre sus cabezas produciendo un rápido aleteo. Ella se hizo para atrás instintivamente y tomó la mano de Joshua,
-era solo un murciélago- la tranquilizó él, pero en ese momento Sophie se sintió  débil, su brazo otra vez, Joshua la sostuvo agarrándola del antebrazo esta vez…el antebrazo izquierdo.
-¡Ay!
Joshua apartó la mano rápidamente, sintiendo algo líquido mojar su mano.
-Sophie esto que gotea de tu brazo ¿es sangre?- sonaba preocupado, Sophie lamentó no poder verle la cara.
- Si
- Tenemos que volver- Joshua comenzó a caminar en la dirección contraria tomándola de la muñeca, derecha- o te desangrarás viva.
-Pero…
- Podemos volver a tratar mañana Sophie, por lo menos en Shadow tenemos unas mantas.
- De todos modos ya no hay vendajes- Sophie se alarmó, realmente ¿podía morir desangrada esa misma noche? No.  Rasgaría una de las mantas, Joshua pareció pensar algo parecido.
-No te preocupes de los vendajes- era idea de Sophie o el estaba sonriendo- de todos modos esta camisa ya está hecha girones.
Sophie abrió los ojos como platos, usar como vendaje la camisa de él…
Entonces la vio.
-¡Para! ¡Joshua para vi un destello!
El se detuvo, dudando un poco.
-¿Dónde?
Ella se acercó al la pared de piedra contaría, caminando a tientas, entre todo esa oscuridad el pequeño destello blanco había resaltado inmensamente. Se acercó más con los brazos adelante tanteando todo, ella lo había visto allí.
-¿Dónde?- repitió Joshua
Sophie negó con confusión olvidando que él no podía verla, al hacerlo volvió a ver el destello “claro no se ve directamente” pensó.
-Aquí está, solo que no lo veas directamente.
Joshua lo intentó, definitivamente allí estaba.
Sophie tocó la forma ovalada con ambas manos y sin pensarlo dos veces la presionó tal y como había hecho con la de afuera.
Esperó algo mágico, como luces que les indicaran el camino o laguna criatura amable y capaza de hablar que los recibiera, pero nunca se esperó lo que sucedió:
Todo empezó a moverse descontroladamente, la cueva entera temblaba, las paredes de roca parecían girar en torno a ellos, horrorosos chillidos llenaban sus oídos mientras piedras se desprendían del techo y los rozaban.
Sophie fue perdiendo el equilibrio y cayó al suelo, esquivó un piedra de suerte, había destellos de luz, como relámpagos, que le permitían ver momentáneamente el caos a su alrededor, puedo ver a Joshua en el suelo junto a ella, tratando de levantarse.
-¡¿Qué hiciste?!- gritó él
-¡No lo sé!- una lagrima corrió por su mejía-  no lo se
Si eso hubiera durado un segundo más  no lo hubieran soportado, pero, por fin, todo pareció explotar en luz, y cuando Sophie abrazó a Joshua… Terminó.
Sophie alzó la cabeza y respiró hondo, Joshua aun la tenia sujetada por los hombros y podía verlo ya que una luz iluminaba todo… una luz color sangre, que parecía brotar de las paredes mágicamente haciendo que todo se viera ligeramente rojo, hasta ellos mismos.
No solo eso había cambiado frente a ellos se alzaban pilares de roca que sostenían el techo,  como en el salón de un palacio. Sophie miró hacia atrás, por donde habían venido y se sorprendió al  descubrir que podía ver el exterior, como si aquel larguísimo pasillo de piedra solo tuviera unos cuantos metros, aun así la imagen se notaba distorsionada, a Sophie le recordó la pared mágica que la había retenido en la casa de los hermanos brujos, nadie podía entrar… ni salir.
Ella y Joshua se levantaron algo mareados, sujetándose mutuamente, al notarlo se apartaron rápido.
-Vaya vaya- una voz resonó en la cueva, era como oír vidrios quebrándose- tenemos visitas.
Sophie  volvió a revisar la amplia estancia donde se encontraban,  al fondo se encontraban dos grandes puertas de roca, y frente a ellas un trono, donde se sentaba el hombre más extraño que hubieran visto: completamente calvo, sus facciones eran finas pero no bonitas y  sus ojos podrían compararse con los de un ratón, su cuerpo delgado y frágil pero denotaba que su personalidad no lo era.
-Vamos no sean tímidos- extendió los brazos, esbozando una malvada sonrisa, aun mas tenebrosa con la luz roja que parecía emanar.
Sophie se miró de nuevo alrededor, a Joshua, y de nuevo a su alrededor sin saber qué hacer, al hacerlo su mirada cayó sobre dos siluetas que acababan de aparecer junto al trono.
“No puede ser…”
Sus temores se vieron realizados cuando la luz roja destelló, dejando a Sophie frente a Helen y Sebastian…

................................................................
capitulo 15!!!!! espero q les guste y que les deje con curiosidad por los proximos caps 
les gusta la pareja que hacen Sophie y Joshua?
lo unico que les pido siempre son comentarios por favor!!!! , espero publicar pronto y entre mas comentes mas pronto lo haré.

1 comentario:

  1. O no... Espero que no les pase nada malo jaja me encanta tu nove publica pronto

    ResponderEliminar